Mirar el dolor de frente

Hoy han llegado las 20h. y ya mi cuerpo se aquejaba de tantas horas sentada estudiando, y he decidido salir a pasear y aprovechando, ir a comprar una toalla a Decathlon.

Hacía una tarde espectacular, ya había bajado el calor, y por el Madrid Río, había muchísima gente haciendo deporte, paseando a su perro, con sus hijos… Yo iba con mis cascos, uno de mis grandes aliados para aislarme de mi fobaia social, y aún así, no logro superarla. Aunque ya sé que a lo que te resistes, persiste, pero es salirse casa y empezar a sudar, yo me fijo en el paisaje, la gente, para no pensar en ello….pero aún le sigo prestando atención. Ya volviendo a casa, los pensamientos negativos me han abordado, y me he ido sintiendo cada vez peor, tanto…que sólo pensaba en llegar a casa y darme un atracón de dulce para poderlo paliar. Y me preguntó: si sé que no soy mis pensamientos, he leído Miller de libros, pero aún hay momentos que ellos me controlan a mí….finalmente, aunque no dulce he comido mucho y el “dolor emocional” se ha calmado. Me he dado cuenta de la cadena tan rápida que es: pensamiento-emoción y creencia.

En esos momentos aún no sé qué hacer…cómo manejarlo, pero sí tengo una cosa clara, que si me caigo, me levanto, y que voy a seguir siempre hasta que el miedo me tenga miedo.

Y a ti te pasa algo parecido? Cómo logras mirar al dolor de frente?? Cuéntamelo en los comentarios, me gustaría saber tu opinión.

Feliz noche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s