MARIPOSA BLANCA

Después de meses, que sumados se convierten en años, visualizando y comentándole a una amiga que quería escribir sobre ello…aquí estoy.

Soy una chica de 32 años, española, y a la que le encantan las mariposas, de ahí el nombre del blog, y lo del apellido blanco, es porque he leído que específicamente las de color blanco, tienen un significado espiritual de paz, inocencia, infancia, divinidad, estabilidad, y anuncian la llegada de noticias positivas☺️

Dicen que de los 0 a los 7 años, es cuando se graba en nuestro inconsciente todas las experiencias vividas y todo lo que percibimos, creándose así nuestras creencias, aquellas con las que funcionamos el 95% de nuestro día. Os cuento esto, porque aunque muchos lo sepáis, yo en el último par de años, he sido más consciente de todo esto, y de la relación que tiene con los sentimientos de baja autoestima que la mayor parte del tiempo he tenido. Y quería escribir este blog, como una necesidad de expresar todo lo que llevo dentro, lo que he aprendido y voy aprendiendo y para quien pueda sentirse identificad@ que pueda servirle de ayuda e incluso aportar a través de los comentarios su granito de arena, pues la ayuda es recíproca, nunca nos olvidemos. También el fin del blog es contar mi proceso de transformación como lo hace la mariposa🦋, porque como el cuento del perro y el clavo que dice:
Un Hombre llega a la casa de su amigo a visitarlo para hablar de los viejos tiempos, cuando este abre la puerta de la casa, observa un perro sentado, grande y fuerte, pero quejándose amargamente y llorando aaaaauuuugggggggghhhh!!! aaaaauuuugggggggghhhh!!!
El dueño de casa invita a pasar a su visitante, y este inquieto por la actitud del perro le pregunta, “Oye hermano, qué le pasa a tu perro, se queja mucho y parece deprimido”, No te preocupes, le dice el amigo, este perro es muy perezoso. Los dos amigos se sientan a relatar sus viejas historias, mientras que el perro continuó quejándose, aaaaauuuugggggggghhhh!!!! ante lo cual el visitante insiste de nuevo a su amigo y le dice, “Compadre, porque no llevas al veterinario a este pobre perro se ve que esta sufriendo”, el hombre le contesta nuevamente, “no te preocupes hermano, es que este perro es muy perezoso”, el visitante inquieto por la misma respuesta, le pregunta “oye ¿como que este perro es muy perezoso, yo lo que veo es que esta triste, esta sufriendo”, entonces el casero le dice, “Mira compadre, este perro lleva sentado encima de un clavo toda la mañana, y yo se que le duele, y se queja y se queja, pero no ha querido moverse de su sitio, porque con todo y clavo, se siente cómodo, y se ha acostumbrado a su sufrimiento LE DUELE PERO NO LO SUFICIENTE COMO PARA MOVERSE”. A mí ya me ha dolido bastante, y me levanto del clavo, dejo de quejarme y miro desde otra perspectiva.

Yo nací un 12 de septiembre de 1985, a las 20h. de la tarde, como para no sabérmelo…cada año mi madre cuando me felicita me lo recuerda diciéndome: felicidades, aunque hasta las 20h. no habías nacido….jejeje cómo son las madres.  Al ser la segunda hija, mi madre se relajó un poco más, y al romper aguas, cuenta que estaba en casa de mi abuela cenando, y se esperó un rato antes de ir al hospital. Al llegar, se encontró con que el personal estaba en huelga, por lo que la mandaban o bien a Manzanares o a Ciudad Real, que son los sitios más cercanos a Alcázar de San Juan, mi pueblo. Como había pasado más tiempo del prudencial, mi padre decidió llamar al ginecólogo al que habían asistido en consulta privada, para que le atendiera a mi madre, pues el tiempo hasta los otros sitios era más largo. Por suerte, el ginecólogo a pesar de estar de comida festiva, accedió a atenderme y según cuenta mi madre al nacer no lloré, y el ginecólogo le explicó que había tragado mucho líquido amniótico, pero que no se preocupara, que me iban a aspirar y a limpiar bien. Al poco tiempo me llevaron con mi madre a la habitación, y siempre comenta que justo al lado de ella, había una gitana que había dado a luz también, y que pensaba que yo era de ella y que le habían cambiado de hija, pues nací con un montón de pelo en la cabeza; “un melenón” cuenta mi madre☺️

A través de Marta Salvat (una acompañante de UCDM, podéis seguirla en su canal de Youtube y su página web) y una terapeuta con la que empecé hace unas semanas, he descubierto, qué también influye, a parte de los acontecimientos de 0 a 7 años, desde la fecundación, si eres hijo deseado o no, si naciste del sexo que querían tus padres, si eres un “hijo sustituto” ( entiéndase como tal si previamente a tu nacimiento, hubo abortos o muertes muy tempranas), el embarazo que vivió tu madre, sus sentimientos durante el mismo, si fue maltratada etc…todo ello queda grabado en ti.

De los 0 a los 7 años tengo muy pocos recuerdos, pero hay dos que se me quedaron marcados y que uno de ellos creo que tiene mucho que ver con las memorias no sanadas de mi árbol transgeneracional, que si no sabéis mucho acerca del tema, os invito a que veas los vídeos de Marta Salvat, que lo explica muy bien. Por cierto, no tengo el gusto de conocer a Marta, por lo que no me llevo ninguna comisión por ello☺️, pero bajo mi punto de vista, lo explica de maravilla, de ahí que os la recomiende.

Bien pues comparto con vosotros una de las experiencias que marcó mi infancia.

Era verano, y hacía realmente calor en el piso, pues Alcázar, es el corazón de la Mancha, y es un clima extremo, mucho calor en verano y mucho frío en invierno. Yo tendría unos 6 años, y empecé a sentirme mareada y con falta de fuerzas, así que me dirigí a la cocina donde estaban mi madre y mi abuela haciendo la comida y hablando. Les pedí un vaso de agua, y recuerdo que continuaban hablando, y yo le insistía a mi madre y recuerdo justo coger el vaso con muy pocas fuerzas. Después desperté tumbada en la cama de mis padres, mi abuela me abanicaba y oía a mi madre explicarle a la ambulancia gritando que vinieran que me había muerto. Lo recuerdo como si fuera hoy. Por aquel entonces, la estación de bomberos y la ambulancia estaban justo enfrente del bloque de pisos donde vivíamos, pero de lo nerviosa que estaba mi madre, dió mal la dirección y la ambulancia de escuchaba dando vueltas a la manzana, pero no llegaba. Finalmente, acudió mi padre, y me pudieron llevar a lo que antes se llamaba Ambulatorio, en donde me hicieron prueba de azúcar y me dijeron que la tenía baja y recuerdo que me hicieron beber un vaso de agua con mucha azúcar…qué mala estaba pensé…me volvieron a pinchar y no me había recuperado ( además yo me seguía sintiendo súper débil) y de nuevo, me tuve que beber uno de esos casos tan malos…. después de aquel evento, me hicieron estudios de corazón, neurológicos, y endocrinos en el hospital infantil de La Paz, en Madrid, concluyendo que todo estaba perfecto. Me derivaron a una psiquiatra infantil a la que acudí una s sesiones en Alcázar y finalmente, le dijo a mis padres, que los mareos tenían un origen emocional y me dió el alta.

Después de esa pérdida de conocimiento, vinieron más, y como muchas me daban en verano, pues nada, a tomar Coca-Cola o Fanta para subir la azúcar y la tensión, como le decía el pediatra a mi madre.

Os cuento esto, porque desde ese evento, yo tengo el recuerdo de ser una niña muy tímida, con mucho miedo, con una sensación de que cualquier persona que me llamaba o hablaba me iba a regañar, con una culpa enorme por fallar, por equivocarme, por no ser perfecta, una baja autoestima tremenda, viendo a todo el mundo mejor que yo y pensar que no valía para nada.

Hace un mes y medio, haciendo trabajo personal con mi árbol, una chica que me estaba ayudando por fin conectamos con que justo cuando me dió mi primera pérdida de conocimiento, tenía la misma edad que mi madre tenía cuando falleció su hermana mayor con 13 años. Como veréis en los vídeos de Marta Salvat, se activan memorias o sanadas de otros miembros de tu árbol, justo en fechas concretas.

Se lo comenté a mi madre, pues nunca había hablado con ella de esto, y me comentó que desde el fallecimiento de su hermana, ella ha tuvo mucha ansiedad, y se ahogaba, pero ella explica que es que lo asociaba a que como vió tantas veces ahogarse a su hermana, pues era la enfermedad que tenía, y que después del fallecimiento, tampoco tuvo a quién contárselo.

En posteriores post, os iré contando más acerca de mi evolución hasta aquí, pero algo está claro, que yo he cogido la memoria de mi madre no sanada, y tengo la oportunidad de sanarla para mi felicidad y la de mi descendencia si la hubiera.

Feliz miércoles a todos.

Recordad sonreír, pues un día sin risa es un día perdido!!!🙃

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s